Páginas vistas en total

martes, 4 de marzo de 2014

Bolsos muy prácticos

Una amiga me pidió que si le podía hacer dos bolsos para regalar y como ya os dije, los Reyes Magos este año habían sido originales regalándome un libro con diferentes patrones. Así que acepté el reto y me puse manos a la obra.

La verdad es que eligió el modelo más fácil (menos mal) y los quería iguales, para no complicarme mucho la vida. Pero a mi es que dos cosas iguales ni me salen, ni me gusta mucho, prefiero hacer modelos únicos. Busqué los mejores estampados y los combiné. Hice algunos cambios con respecto al modelo original como el bolsillo interior, los cierres y las asas. Y el resultado me ha gustado mucho, además de que he aprendido algunos truquitos más para mis futuras creaciones.

Parte delantera y trasera diferentes, para poder ir cambiando, y más grandes de lo que parecían al principio. Y lo mejor de todo es que me dicen que a sus destinatarias les han gustado mucho, así que GRACIAS POR CONFIAR EN MI JULITA!


Bolso 1
Bolso 2

domingo, 2 de marzo de 2014

Preparando chapas

Hoy os voy a explicar en como se preparan las chapas, para poder trabajar con ellas y hacer cosas "muuu chulas!". Así vais a comprender por que tardan tanto esos pedidos que hay por ahí pendientes.

Que nos vamos de fiesta, viendo el futbol, en la playa, de barbacoa, en casa tranquilamente, etc, etc y bebemos latas (de refrescos, de cerveza...cerveza...de lo que sea)...pos los envases los reciclamos en el contenedor amarillo y las chapas las guardamos pa que la Ire las recicle en su casa y nos haga monerías.

Qué hago yo con ellas??? lo primero es mirarlas y pensar qué voy a hacer con ellas!. Luego, cuando no tengo otras cosas que hacer (siempre lo dejo pa lo último), me pongo los guantes de trabajo, para no dañarme mis valiosas manos, y a trabajar:

1º Cortar el trocito que me sobra; algunas veces viene sin él, así que este paso me lo ahorro.
2º Doblar los picos que quedan.
3º Apretar para que no se vuelva a levantar y no corte cuando esté con el hilo de ganchillo o el lazo.
4º Ahora a lavar, porque lo normal es que vengan pegajosillas del azucar del refresco o la cervecita.
5º Dejo escurrir, porque así luego al secar no gasto tanto papel
6º Después de un ratillo escurriendo, cuando aún están un poco húmedas, se terminan de secar una por una con servilleta de papel. Si no se secan así, se van poniendo negras y no me sirven, que están mu feas.
7º Según se secan se van metiendo cada una es su caja, porque no son todas iguales, ni en tamaño, ni en forma ni en color.
8º Ya están listas para empezar a crear. Con hilo, con lazo, con cuero...ya sabéis, lo que se me vaya ocurriendo.




Y todo esto, como comprenderéis, no se hace en un momento, claro, son unas cuantas horas. Y cuanto más cantidad de chapas necesite para el encargo (100 para un cinturón, 1000 para un bolso mediano, 50 ó 60 para monedero), pos más tardo. Además de que a esto hay que añadir el rato de unirlas, coser la tela interior  y ésta a las chapas (si es bolso o monedero por ejemplo). En definitiva, que el reciclado y el trabajo a mano es muy precioso y muy original, pero el curro que lleva no es poco.

Aunque yo soy feliz y viendo las caras de sorpresa frente al resultado final, MÁS.